El director General de esta asociación, Fausto Cuevas tras comentar que la caída en producción y exportación de vehículos en México en el mes de enero de  2021 se debe, en gran medida, al desabasto de estos componentes, los cuales no se fabrican en México y se traen de Asia.

El director General de esta asociación, Fausto Cuevas tras comentar que la caída en producción y exportación de vehículos en México en el mes de enero de  2021 se debe, en gran medida, al desabasto de estos componentes, los cuales no se fabrican en México y se traen de Asia, dijo que podría haber una luz para la industria automotriz –que registra paros y ajustes en las plantas de producción en todo el mundo— hasta el segundo semestre del presente año y que en el primer semestre habrá un impacto negativo, aunque se desconoce la dimensión del mismo por ahora. Por su parte, Oscar Albín, presidente Ejecutivo de la INA adelantó que Congresistas de Estados Unidos demandan al gobierno de ese país busque localizar plantas de semiconductores en territorio americano. El directivo afirmó que pese a esta situación los pronósticos de producción de autopartes para 2021 no cambian, se mantienen en 97,000 mdd.

49, 374 vehículos se dejaron de producir en enero de 2021: AMIA. (Foto: Cortesía)

 

CIUDAD DE MÉXICO (09/02/2021).- Al dar a conocer que la producción y exportación de esta industria tuvieron una disminución en enero de 2021, con respecto al mismo mes de 2020, en niveles de 15% y 6.4%, respectivamente y que esta baja se atribuye en gran medida a la falta de estos componentes eléctricos provenientes de Asia, Fausto Cuevas , director General de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), dijo que no se sabe cuándo podría normalizarse esta situación que ha provocado paros técnicos y ajustes de plantas de producción no sólo en México, sino a nivel mundial.

Destacó que se estima que para el segundo semestre de este año “podría haber una luz para la industria automotriz” y que la situación del abasto de semiconductores se pudiera normalizar.


Cabe destacar que  la demanda de estos componentes se incrementó por el covid-19, debido a que por el confinamiento de la población se dio una mayor demanda de equipos electrónicos y como consecuencia el sector de tecnología aumentó las compras de estos insumos, los cuales a decir, del presidente Ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Oscar Albín,  no se fabrican en México y se importan principalmente de Asia, de países como Corea y Taiwán.

Además, el ejecutivo, explicó que estos commodities se localizan  en muchas partes del vehículo, no sólo en el radio y en los sensores de las bolsas de aire y en la cámara de reversa, entre otros componentes, sino también se localizan  a un lado del vipote de las llantas,

hay una cajita de un componente electrónico que manda la señal  a la computadora del vehículo, que te dice cuando una llanta está baja (sic),

detalló.

Fausto Cuevas admitió que en el primer semestre de este año por lo descrito anteriormente se tendrá un efecto negativo, aunque no precisó de qué tamaño, porque argumentó “cada una de las marcas estarán buscando resolver este tema del desbasto de semiconductores por diversas vías y que el efecto de la producción sea del menor impacto posible (sic)”.

 

Semiconductores afectan a plantas de todo el mundo

En su oportunidad, en una conferencia virtual que se lleva a cabo mes con mes para detalles de la producción, exportación y venta de vehículos ligeros, Guillermo Rosales Zárate, director General Adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), agregó que el desabasto de semiconductores “está afectando a las plantas en todo el mundo; unas con mayor o menos grado de afectación en función de los inventarios  previos de semiconductores y también del grado o el nivel de integración o utilización de los mismos en cada modelo, pero es evidente que al estar disminuyendo la producción en las plantas de todo el mundo es una menor cantidad de vehículos (…)”.

Afirmó que habrá una afectación en las entregas de vehículos, sobre todo, en aquellos que son de mayor demanda, “que es donde los inventarios son menores o más ajustados”.

Por su parte, Oscar Albín Santos, presidente Ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), detalló que ante este problema que enfrenta la industria automotriz Congresistas de Estados Unidos, principalmente los de automotriz, están pidiendo apoyo al gobierno de ese país para que busque en el mediano plazo instalar fábricas de semiconductores en territorio norteamericano, “lo que nos va a venir a beneficiar a toda la región de Norteamérica”, expresó al destacar que no ve factible que México pueda tener una planta de este tipo de componentes por la inversión que se requiere y por la disponibilidad de la mano de obra.

“Lo factible es que llegue la fábrica (de simiconductores) a Estados unidos, porque en ese país tienen hoy por hoy mucho más facilidades de inversión y de amortización del capital que se tiene que invertir, más que en México y al ser totalmente automatizada (la planta de semiconductores), pues la mano de obra no juega a favor de que se pueda instalar en México”, indicó.

Pronóstico de autopartes se mantiene

Antes, Albín Santos estimó que la producción de autopartes de esta industria no se verá afectada en los pronósticos para este año que ascienden a 97,000 millones de dólares (mdd), pues dijo que confía en que las armadoras recuperen los inventarios que ya venían recuperando prácticamente por el cierre de las plantas que se dio por el covid-19 (de casi 2 meses) y “pues ahora a recuperar los inventarios que estén perdiendo por los semiconductores”.

Explicó que dicho pronóstico se mantiene debido a las estimaciones de compra de automóviles en Estados Unidos y refirió que 16.6 millones de vehículos se van a vender en Norteamérica.

0
0
0
s2smodern